Ingeniero Mariano Martínez de Castro

Ingeniero Mariano Martínez de Castro

(1880-1884 y 1888-1892)

 

Nació en Culiacán el 15 de mayo de 1850 y se graduó de ingeniero topógrafo en la ciudad de México. Fue regidor de la prefectura política de Culiacán e incursionó tempranamente en la política. Como senador de la República gestionó que Altata fuera considerado como puerto de altura.

 

Ejerció la gubernatura del estado en dos períodos, el de 1880-1884 y el de 1888-1892 precisamente en lo que se considera como de “paz porfiriana” y que en Sinaloa se le conoció como “la era de Francisco Cañedo”, comprendida desde los años 1877 hasta 1909.

 

Participó en las ideas de colonización extranjera de extensas zonas del país. Así el 16 de agosto de 1880 firmó un contrato con el ministro de fomento para la construcción en el estado de un ferrocarril que uniera a Culiacán y Altata. El contrato que fue modificado varias veces fue firmado por una compañía que se llamó de Sinaloa y Durango y el capital fue suscrito en Boston, donde se organizó la compañía bajo la legislación de Massachussets. La línea se abrió al tráfico en 1883, y en 1890 fue traspasada a una compañía de Londres con el nombre de Ferrocarril Occidental Mexicano.

 

La construcción de este ferrocarril, que posteriormente el pueblo bautizó como “El Tacuarinero”, dio ocupación a más de 200 trabajadores con salarios muy por encima a los pagados por los hacendados de la región.

 

Elipse: Página de Inicio

Ver más información…